Compartir

El domingo 20 de agosto quedará grabado en la memoria de Milenka, porque ese día fue el último que vio con vida a su pequeño hijo, que fue ahorcado por su propio padre, ella asegura que no sospechaba de las intenciones de su ex pareja ya que todos los fines de semana se lo entregaba para que el menor este con él porque estaban separados.

La mañana de este miércoles Milenka, se presentó a declarar ante la Fiscalía en calidad de testigo en contra de su ex pareja, Wilmer Fernández, también se determinó que ella no tuvo ninguna responsabilidad en el lamentable hecho.

Por su parte, el Ministerio de Justicia, a través del Servicio de Asistencia a la Víctima, brindará patrocinio legal y gratuito a la madre del niño que murió por la figura del infanticidio.

Artículo de Ángel Lozano, periodista del sistema RTP